El trail empieza…con una visita al Decathlon

Y ahora que ya me he animado a empezar, ¿qué necesito? Antes de nada, ser realista. Si aún te ahogas para ir de Bagà a Guardiola, no necesitas comprarte equipamiento para realizar la Ultra Pirineu. Empieza por lo básico y procura optimizar. Para iniciarte en el trail, pasarás una larga temporada haciendo salidas de no más de un par de horas, no necesitas llevar contigo una manta isotérmica ni comida para tres días ni un frontal por si se hace de noche. Ropa adecuada, unas buenas zapatillas, un cinturón de hidratación con bolsillo para el móvil y las llaves y a correr.

Es muy importante, pero, escoger bien este equipamiento básico, especialmente al principio, porque si no estás cómodo y te duelen los pies, lo dejarás y hasta aquí tu aventura con el trail. Vayamos por partes:

Ropa: a ver, eres un principiante, no subirás corriendo al Aneto ni irás a correr de noche o cuando llueve. Simplifica. Pantalones cortos o mallas cortes (¾ en otoño si hace frío), una camiseta técnica (de manga corta, ahora mismo, todo y que, si quieres, puedes añadir unos manguitos que puedas guardar en el bolsillo del cinturón de hidratación), gorra y, como mucho, un cortavientos finito que puedas doblar fácilmente y guardar en el cinturón. Lo más importante es que toda la ropa sea transpirable, de secado rápido y capaz de absorber el sudor y que sea cómoda y te permita tener libertad de movimiento, ya que la necesitarás para equilibrarte con los brazos en las subidas y en las bajadas. De momento no necesitas que sea térmica, ni reflectante, ni necesitarás muchas capas o módulos ni necesitarás buscar compresión. Ya tendremos tiempo de dárnoslas de profesionales.

Cinturón de hidratación: por ahora, no necesitas cargar con un litro de agua, pero según si quieres llevar un cortavientos o solo el móvil y las llaves, deberás escoger una capacidad u otra. Personalmente, para empezar yo apostaría por un diseño minimalista, lo más ligero y pequeño posible, que no moleste, con un par de botellas de 200 ml. Incluso siendo un experto, lo continuarás utilizando para los entrenamientos rutinarios de verano, pero llegará un punto en que por las altitudes que alcances o las distancias que corras deberás optar por la mochila.

Calzado: quizás es lo más importante, sobre todo al principio. Justo empiezas y estarás bastante tiempo realizando distancias cortas (menos de 15 km) y experimentando con diferentes terrenos. Apuesta por unas zapatillas de trail ligeras y polivalentes. Prioriza la comodidad cuando te las pruebes, pero no le quites importancia a la sujeción. Que cojan bien el pie y te sientas seguro/a al dar cada paso. El amortiguamiento, que sea adecuado a tu peso, pero, de momento, no escojas un amortiguamiento excesivo porque añadirás peso a la zapatilla y te costará más. Escoger el calzado es toda una aventura y merece unos cuantos artículos específicos que iremos publicando ( no me presionéis, que escribir lleva su tiempo). O puedes preguntarle al vendedor y fiarte de su buena voluntad, que también es una opción.

Y así como quien no quiere la cosa, ya te has gastado 100€ y ahora toca amortizarlos, aunque solo sea para no sentirte fatal cuando abras la App del banco en tu móvil. Así que, ponte tus flamantes zapatillas nuevas (muy fosforitas, por supuesto) y sube al Berguedà para probar nuestras rutas de iniciación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *